No todo tiene que ser sobre lo negativo.

La Psicología Positiva lo demuestra.

Si alguna vez has escuchado acerca de la psicología y de ir a terapia, de seguro has pensado que «es para locos» o que «se dedica a ayudar a las personas a resolver un trauma», a «reparar lo que está roto». Tal vez no estés del todo equivocada, durante mucho tiempo el enfoque de la psicología fue hacia la enfermedad y no es para menos, porque sus orígenes se remontan a las consecuencias de la guerra, en especial la segunda guerra mundial y los efectos de esta en la mente humana.

Pero, todo evoluciona y la psicología no es la excepción. En la búsqueda del bienestar humano y de definir estos contornos, aparece una especialidad de la Psicología que se dedica a los elementos positivos en el ser humano. Haciendo énfasis en los estados psicológicos positivos como factores protectores de la salud física y mental de las personas, así como la relación que guardan con el desarrollo de las enfermedades; a esta especialidad se le conoce como Psicología Positiva.

psicologia positiva

¿Qué es la Psicología Positiva?

La psicología positiva fue definida por Seligman (1999) como el estudio científico de las experiencias positivas, los rasgos individuales positivos, las instituciones que facilitan su desarrollo y los programas que ayudan a mejorar la calidad de vida de los individuos, mientras previene o reduce la incidencia de la psicopatología.

Fue definida también como el estudio científico de las fortalezas y virtudes humanas, las cuales permiten adoptar una perspectiva más abierta respecto al potencial humano, sus motivaciones y capacidades. es conocido como el padre de la Psicología Positiva, fue el pionero en introducir esta nueva perspectiva del ser humano, a través de sus estudios acerca de la felicidad.

Puedes ver su explicación acerca del cambio de paradigma en la psicología y perspectiva de la psicología positiva en este video.

Principales aportes de la psicología positiva.

aportes de lapsicología positiva

Modelo PERMA

Martin Seligman ofrece un modelo de bienestar, que involucra la conjugación de cinco elementos principales. Las personas que afirman ser felices, dicen ponerlos en práctica:

P: Possitive Emotions (Emociones positivas)
E: Engament (Compromiso)
R: Relationships (Relaciones)
M: Meaning (Sentido o propósito)
A: Acomplishment (Logros)

  • Positive emotions (Emociones positivas): aumentar las emociones positivas en el pasado, en el presente y en el futuro.
  • Engagement (Compromiso): se trata de la puesta en práctica de las fortalezas personales con el objetivo de desarrollar un mayor número de experiencias óptimas, de flujo de conciencia («flow»).
  • Relationships(Relaciones positivas): dedicar un tiempo a nutrir las relaciones fomenta la sensación de apoyo y compañía que influye directamente en la percepción de bienestar.
  • Meaning (sentido): incluiría el sentido de la vida y el desarrollo de objetivos que van más allá de uno mismo. Es importante hacer una distinción entre propósito y sentido vital, donde el propósito se relaciona más con objetivos y el sentido con el lugar y la función que ocupo en el mundo.
  • Accomplishment (Logro): establecer metas que nos motive conseguir. Por supuesto, los cinco componentes no son ni exclusivos ni exhaustivos, es decir, que se pueden perseguir diversos objetivos en el camino de la felicidad y recorrerse desde distintos lugares.

Teoría del Flow

El Dr. Cskszentmihalyi es el creador de esta teoría y es otro de los padres de la Psicología Positiva.
En este modelo, plantea que cuando sabemos engranar la dificultad de una tarea con nuestras habilidades y fortalezas, se logra experimentar una sensación de fluidez, en la que perdemos la noción del tiempo; al disfrutar la actividad que realizamos, porque el desgaste de energía es mínimo y la motivación es muy alta.

Las personas felices se aseguran de incluir en sus rutinas actividades que les aporten esta sensación de fluidez.

Según el IEPP (Instituto Español de Psicología Positiva) las fortalezas personales, es una de las vías con las que puedes entrar en el canal de flow, por eso conocerlas es tan importante, porque te permitirá organizar tu trabajo, tu ocio o incluso tu forma de comunicarte de forma que disfrutes con lo que estás haciendo y al mismo tiempo consigas un rendimiento óptimo.

Teoría de la Ampliación – Construcción.

Otro de los grandes aportes a la Psicología Positiva es el incremento de las emociones positivas en la vida diaria. Con esta teoría Barbara Fredrickson fue la primera en descubrir que las emociones positivas tienen una función adaptativa en la que nos ayudan a ampliar y construir nuestras habilidades de afrontamiento.

Así antes de realizar una actividad que resulte retador o genere ansiedad, para mejorar tu forma de afrontarlo sugiere inducirte emociones positivas, como por ejemplo, ejercitar tu humor, gratitud, alegría o diversión. Se trata de generar en el cuerpo un estado positivo.

Puedes hacer esto, con cosas tan sencillas como ver una película o videos en internet, practicar la gratitud cada día, tomar una ducha relajante, escuchar tu canción favorita o comerte un delicioso pastel.

¿cómo aplicar la psicología positiva?

¿Cómo puedes aplicar la psicología positiva?

1. Cultiva tus relaciones interpersonales: No es tan importante el número de amigos que tengas, sino la calidad y cercanía que tengas con ellos. Tener alguien con quien desahogarte, que te apoye y con quien puedas compartir tiempo para expresar lo que sientes, genera en nuestra vida infinidad de emociones positivas y actúa como factor protector ante enfermedades y disparador de nuestro bienestar.

2. Ejercita tu sentido del humor: El humor es una de las principales emociones positivas, además la risa mejora la química sanguínea de nuestro cerebro. Aprende a dejar de tomarte tan en serio y comienza a reírte de ti misma. Rodéate de personas con sentido del humor y utilízalo de forma inteligente, para dejar de tomarte las cosas personalmente y lidiar con el estrés.

3. Practica la gratitud cada día: agradecer cada día es una de las cosas que genera más bienestar en las personas. Comienza a incluir en tu rutina diaria agradecer por todas las cosas en tu vida y las personas en ella.

Si quieres, puedes leer los ejercicios que gratitud que dejamos para ti en este post.

4. Haz tu lista de placeres: Cada noche antes de dormir anota en un cuaderno o en un papel, al menos tres cosas positivas que te hayan permitido sentir felicidad, satisfacción o placer ese día. Cuando lo tengas claro reflexiona acerca de lo que has sentido y el motivo detrás de ello. Escúchate sin juicio.

5. Descubre tus fortalezas y virtudes: Según Martin Seligman una parte vital de aprender a disfrutar de lo positivo de nuestra vida ocurre al conocer nuestras fortalezas.

Si deseas conocerlas y sacarle provecho a lo que haces bien, te invitamos a agendar una sesión con nosotras para conocerlas, haciendo clic aquí.

En síntesis, la Psicología Positiva hace énfasis en lo que si funciona, en lo positivo del ser humano, sin negar las emociones negativas ni su papel adaptativo, porque estas son necesarias para aprender y crecer. Esto implica un cambio de enfoque y de abordaje, donde se presta atención en lo que si tienes tú y lo que haces bien.

Entonces desde esa postura, es que se explota el potencial que tienes y se emplea para construir tu bienestar y alcanzar una vida significativa, placentera y comprometida.

Si te ha servido esta información, háznoslo saber en los comentarios. Además ayuda a otros compartiendo este post.

Leave a Reply

Your email address will not be published.Email address is required.