7 EJERCICIOS DE GRATITUD PARA ESTA CUARENTENA

La gratitud ¿dónde quedó en estos días? No haces más que mirar las noticias que publican en las redes sociales, ir anotando los números de días que llevas en cuarentena, como si se tratara de días de confinamiento policial privada de libertad; enumerando las distintas cosas que van mal en casa: hay que reparar esas goteras del techo, el aire acondicionado no está enfriando, estoy cansada de cocinar una y otra vez; al finalizar la cuarentena voy a salir rodando de la casa.

¿Cuántas veces te quejaste hoy? ¿Cuántas lo hiciste ayer? ¿Cuántas el día anterior a ese?

Muchas, de eso estamos seguras.

Si te dijéramos que estos días han sido de los mejores de nuestras vidas ¿nos creerías? Probablemente no, eso no lo haría menos cierto.

La razón es porque la realidad (esta situación de cuarentena o la que vivas en este momento), es la que es y cada persona la interpreta de forma diferente. Es una decisión, y cómo decidas interpretar lo que te sucede va a influir en gran parte tu bienestar emocional y tu felicidad. Cómo decidas ver esta cuarentena va a determinar si usas tu voluntad o no para lograr ser feliz a pesar de todo.

¿Cuántas veces agradeciste el día de hoy? ¿Eres una persona agradecida? Si la gratitud no es algo que practiques todos los días y te interesa cómo incluirla?, quédate con nosotras y en este post te contaremos cómo hacerlo.

¿Qué es la gratitud?
¿Qué es la gratitud?

¿Qué es la gratitud?

Primero lo primero, ¿sabes qué es la gratitud?

La gratitud, o la capacidad de ser agradecidos, nos permite reconocer los aspectos pasados y presentes positivos, buenos, aquello que nos ha beneficiado de algún modo y que, por lo tanto, ha otorgado un significado agradable a nuestra existencia (Peterson y Seligman, 2004; Emmons, 2007).

La gratitud forma parte de una de las 24 fortalezas o virtudes del carácter del ser humano, planteadas por la Psicología Positiva. La gratitud se encuentra dentro de las fortalezas de trascendencia, aquellas que otorgan un significado a la vida y promueven una conexión con el universo.

A finales de los años 90, la Psicología Positiva, conocida como la ciencia del bienestar o ciencia de la felicidad, se encarga del estudio científico del funcionamiento óptimo del ser humano. Martin Seligman y Mihaly Csikszentmihalyi inician el estudio de las experiencias de carácter positivo como la gratitud. A partir de ahí, se llevaron a cabo numerosos estudios que demostraron que agradecer tiene el poder de crear un estado mental positivo y feliz.

Beneficios de practicar la gratitud
Beneficios de practicar la gratitud

Beneficios de practicar la gratitud.

Desde entonces se han realizado numerosos estudios acerca del poder de la gratitud y sus beneficios en el bienestar y salud de las personas, resumiendo los beneficios principales en los siguientes:

  1.  Los psicólogos Emmons y McCollough de las universidades de California y Miami respectivamente, estudiaron las consecuencias de la gratitud, obteniendo que aquellos que escribían agradecimientos se sentían mejor, más saludables y eran más optimistas.
  2. En un estudio realizado en el Centro de Investigación de Conciencia de la Atención Integral de la UCLA, obtuvieron que cuando agradecemos se altera la estructura molecular de nuestro cerebro; la materia gris en funcionamiento nos convierte en personas más felices y cuando nos sentimos felices, nuestro sistema nervioso central se va modificando a su vez.
  3. Otras investigaciones llevadas a cabo en el Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos desde el año 2006 al 2009, demostraron que   los sentimientos de gratitud mejoran el funcionamiento cerebral y también la autoestima y la salud. Al sentirnos agradecidos disminuyen los niveles de dolor físico, mejora la calidad del sueño, ayuda a afrontar el estrés y las dificultades de la vida cotidiana.
  4. Un estudio realizado con pacientes con trastornos neuromusculares congénitos, obtuvo que se sentían más frescos y renovados al despertar cada día, los participantes que expresaron gratitud con regularidad.
  5. La investigación realizada con veteranos de la guerra de Vietnam en la Universidad George Manson, descubrió que quienes sentían mayores niveles de gratitud, experimentaban niveles inferiores de estrés postraumático y mejoraba su resiliencia.
  6. Un grupo de científicos chinos, valoraron la cantidad de agradecimiento que las personas expresaban en su cotidianidad, encontrando que los niveles más altos de gratitud se asociaron a un mejor sueño y puntuaron a su vez en escalas más bajas de depresión y ansiedad.

¿Aún tienes dudas de comenzar a practicar la gratitud en tu vida cotidiana?

Si no sabes cómo empezar, aquí te proponemos varios ejercicios para que comiences hoy mismo.

7 ejercicios para practicar la gratitud esta cuarentena
7 ejercicios para practicar la gratitud esta cuarentena

7 Ejercicios de gratitud para iniciarte esta cuarentena.

1. La lista de gratitud:
Elige un momento de tu día, puede ser al levantarte o antes de irte a dormir. Haz una lista de cinco cosas por las que estés agradecida ese día. Te sugerimos tener tu propio cuaderno de gratitud, así cada día al despertar o antes de irte a la cama, puedes revisar las cosas por las que has estado agradecida los últimos días. Esfuérzate por agradecer cada día cinco cosas diferentes.

2. La silla de gratitud.
Es un ejercicio que es ideal para esta situación de cuarentena, puedes realizarlo con tus familiares si están en la misma casa o aprovechar los beneficios que nos da la tecnología para acortar distancias y hacer una video llamada.
Si lo haces con familiares en casa, designa una silla como”la silla de la gratitud”, cada uno de los presentes tomará turnos en la silla, y los demás les expresarán su gratitud, detallando sus cualidades, así como las acciones que te hacen sentir agradecida.

Si no te encuentras con ellos en el mismo espacio, convoca una reunión virtual y realiza el ejercicio siguiendo las mismas indicaciones. La persona que esté sentada no debe justificar las acciones por las que le agradecen, solo recibir las expresiones de gratitud.
Anímate también a realizarlo con tus amigos, a veces damos por sentado que nuestros amigos y amigas saben cuán agradecidas estamos por sus acciones. Esta es una oportunidad de reconectarnos y nutrir los vínculos.

3. La carta de gratitud: Si eres una persona que se siente mucho más cómoda de forma escrita que oral, está es una alternativa para ti. Escoge cada semana una persona importante en tu vida y escribe una carta con tu puño y letra.
En esta carta detalla todas sus cualidades y virtudes, cuéntale acerca del impacto positivo que tiene en tu vida, recuérdale esas acciones que hacen que estés agradecida. Tómate el tiempo para poder detallarlo y expresar tu gratitud sincera.

Si la distancia te impide entregarle personalmente esta carta, puedes llamar a esta persona y leerle la carta que haz escrito. Después toma una foto y envíasela para que pueda tenerla siempre consigo.
Te aseguramos que después de esto, su relación será mucho más fuerte que antes y recordarán ese momento como uno de los mejores de su relación.

4. El jarro de gratitud:
Elige un jarro de vidrio que tengas en casa vacío, decóralo a tu gusto, tómate el tiempo para hacerlo a tu manera.
Ahora cada día escribe en un papel al durante el día una cosa por la que estés agradecida y colócala dentro del jarro.
Ubica el jarro de gratitud en un lugar visible para ti.
Involucra a tu familia, a tu pareja, a tus hijos; cultiven juntos la fortaleza de la gratitud cada día.

5. La caja de la gratitud.
Es una alternativa creativa a la carta de la gratitud. Escoge a una persona o varias importantes para ti.
Utiliza una caja que tengas en casa, decórala con papel de regalo, tómate el tiempo es una tarea valiosa. Luego llena la caja con distintas notas con mensajes de gratitud, “gracias por..”,”estoy agradecida contigo por.. “, son ideas para iniciar los mensajes.
Una vez termines, termina de decorar la caja y entrégasela a esa persona importante para ti. Pídele que cada día lea una de esas notas. También puedes hacer una de estas cajas de gratitud para ti misma.

6. El cofre de la felicidad.
Puedes escoger una caja grande, un bote de metal, vidrio o plástico, es tu decisión. Como en cada ejercicio tómate el tiempo para decorarla.
Ahora viene nuestra parte favorita.
En este cofre guardarás todos aquellos objetos que te traigan recuerdos de momentos positivos o momentos bonitos de tu vida. A cada objeto agrégale una pegatina o una etiqueta que indique el año en el que ocurrió.

Busca esas entradas a conciertos, tiquetes de avión, tikets al cine, la factura de esa cena de aniversario, la fotografía de ese primer viaje juntos.

El objetivo es que vayas llenando el cofre con los recuerdos pasados e ir agregando los que se van sumando. Así al finalizar el año o cuando te sientas triste o desanimada puedes revivir todos esos momentos y agradecer por haberlos vivido.

7. Paseo de gratitud.
Aprovecha esos días en los que sales a hacer la compra de lo necesario, esos pequeños espacios que tienes afuera y conviértelo en un paseo de gratitud. Está atenta de los olores, sonidos, de todas las sensaciones positivas que percibas mientras haces el paseo y una vez lo hayas hecho, agradece.

¿Agradecer qué? Cada cosa que experimentaste, el calor del sol en tu piel, el oxígeno que llena tus pulmones, el trinar de los pájaros, el olor en el ambiente, cada pequeña cosa

.

Te recomendamos escuchar el podcast de esta semana, hecho con mucho amor y gratitud. ¿Cómo desintoxicarnos de la ingratitud?

Te invitamos a cambiarte los lentes con los que ves la vida, ponte los lentes positivos.

¿Te cuesta ver el lado positivo de las cosas?¿no consigues encontrar algo por lo que estar agradecida en tu día a día?, ¿La negatividad cubre todo el cristal por el que observas tu vida?, ¿Te gustaría aprender a ser más agradecida pero no sabes cómo?

Si te gustaría conocer más sobre esta fortaleza del carácter, descubrir en qué lugar se encuentra en tu lista de fortalezas y virtudes del carácter y en especial aprender a regularla, pero consideras que necesitas ayuda psicológica para lograrlo. Aquí estamos para ti, juntas encontraremos la solución que haga que te sientas mucho mejor.

Agenda tu sesión aquí

Leave a Reply

Your email address will not be published.Email address is required.